27 de junio de 2016

Autorizaciones ambientales obligatorias para empresas químicas

Las empresas de envergadura que se dediquen a grandes actividades agropecuarias, mineras o industriales, elaboración o distribución de productos químicos o farmacéuticos, etc. necesitan contar con una declaración de Impacto Ambiental para presentarla a la Comunidad Autónoma de su zona con el fin de regularizar las actividades de la empresa y comprobar que esta no viola ninguna ley y no ponen en peligro el medio ambiente ni ninguno de sus habitantes.

Unos consultores de sistemas de gestión pueden realizar esta auditoría para una empresa, optimizando los recursos y ofreciendo la información de forma clara y concisa a las autoridades competentes con el fin de conseguir el permiso necesario para iniciar la actividad económica lo antes posible. 

Estas solicitudes comprenden valores como los límites de emisión de gases, las mejoras técnicas de las instalaciones y en definitiva cualquier medida que pueda tener una repercusión en la ubicación geográfica o entorno local cercano a las instalaciones.

8 de junio de 2016

Autónomos y pymes indefensos ante la morosidad


La morosidad es un mal que afecta a numerosas personas en este país, pero es sin duda el sector de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas los que más duramente sufren los estragos de este descaro y falta de vergüenza. Madrid es una ciudad donde el índice de morosidad ha aumentado en los últimos años, siendo las empresas de cobro de morosos en Madrid las más beneficiadas. 

http://www.elcobradordelfrac.com/

Son muchos los que culpan a la crisis económica de ello, aunque va más bien con la poca humanidad y los intereses de unos pocos. Son muchos los casos conocidos de emprendedores y personas de éxito que han acabado en la ruina por culpa de la morosidad. Alrededor de medio millón de negocios ha cesado su actividad en España por este motivo. Pero este es un problema que empieza por la propia Administración, que no da cabida a amparar a las personas contra la morosidad y es la primera en no cumplir normas, como por ejemplo la limitación en el plazo de pago de facturas. No hay régimen de sanciones contra la morosidad y, por tanto, no hay nadie que vigile. 

De este modo, el número de impagados en Madrid sube cada día más, un colectivo totalmente indefenso ante la ley.