12 de agosto de 2015

Historia de los cobradores:

La morosidad es una lacra que ha existido siempre, y el cobro de las deudas siempre ha sido un caso muy molesto y complicado. Es por eso que surgió esta figura tan peculiar, para llevar a cabo el cobro de morosos en Madrid, un empleo que, desde que nos alcanza la memoria, han venido desarrollando un grupo de trabajadores que son conocidos como los cobradores del frac.


Pero profundizando más en esta profesión, que se basa en perseguir al deudor para que cumpla con su pago haciéndolo sentir incómodo y ejerciendo presión, el cobrador del frac tiene su origen, por increíble que parezca, en Miguel de Cervantes, autor de la célebre obra de la literatura española El Quijote. Cervantes se dedicaba a cobrar los aportes de provisiones que se hacían al ejército, siendo excomulgado varias veces por no cumplir con sus obligaciones. 

Es por este motivo por el que se tiene constancia de él como el primer cobrador del frac y antecesor de esta profesión.